Responsabilidad del  estudiante de  medicina frente a  su  formador  en  colombia

En el día del médico en Colombia, es una fecha que sirve –además de destacar la profesión más loable que hay en el mundo- , para hacer un examen de su ejercicio, como puede mejorarse y como humanizarla; y tal vez cayendo en un poco de sentimentalismo y como se leyó en más de una red social, hacer realidad lo de: “ser médico no te hace mejor ser humano, ser humano te hace mejor medico”

En dichas reflexiones, es importante acotar el papel del médico en formación, hay diferentes artículos, estudios o disertaciones profesionales sobre la responsabilidad legal que puede tener un estudiante de medicina en el periodo de su aprendizaje, pero pocas sobre la responsabilidad que tiene este alumno ante su educador, medico, especialista, que en el desarrollo de la cátedra de la medicina con los estudiantes, cuando inician sus prácticas clínicas, es quien se hecha al hombro toda la responsabilidad de formar a los profesionales que más adelante se encargaran de atender la salud de una determinado sector de la población.
Estos profesionales, muchas veces son menospreciados por sus alumnos, quienes no entran a considerar y menos a tomar conciencia, de la carga que tienen estos a sus espaldas, es este profesor, catedrático, médico especialista que – hay que decirlo- los hace por motivos casi que altruistas (porque por plata no es), asume poner en riesgo años de estudio y formación profesional, para transmitirlo a personas que, muchas veces, no se toman el mas mínimo trabajo de seguir las instrucciones que ellos elaboran como practica de su ejercicio médico, “lo ordenado por el profesor lo hago más tarde”, “se me olvido poner eso en la historia clínica”.
Estos profesionales, los profesores, entraran a responder por las omisiones o imprudencias de sus alumnos, son los que responderán legalmente por ellos y en caso de salir muy mal las cosas incluso con su patrimonio y tranquilidad.
Este es un llamado para el medico en formación, para que valore el verdadero y casi heroico papel de su profesor, este tipo de médicos, los que los forman, son más especiales que cualquier otro colega, ya que ante una balanza donde el riesgo pesa toneladas en proporción a los beneficios o ganancias que ellos sacan de esa labor, deciden que el instruirlos y formarlos, es más importante que las retribuciones que sacan de su educación.Por Ivone Cudris Maldonado